Correctores y Diccionarios

Ver los ultimos temas

Awards

Creative Commons License



Derechos de Autor

Comparte

Invitado
Invitado

Derechos de Autor

Mensaje por Invitado el Sáb 02 Ago 2014, 10:15

QUÉ ES EL DERECHO DE AUTOR?

Los creadores gozan de un derecho de propiedad intelectual sobre sus obras. Es el denominado derecho de autor, uno de los derechos humanos contenido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 27, numeral 2, del 10 de diciembre de 1948.

Este derecho permite a sus titulares autorizar o prohibir la utilización de las obras de su autoría y recibir la remuneración que les corresponde por dicha utilización.

De esta manera, el derecho de autor estimula la creación intelectual y, por consiguiente, el desarrollo cultural de las naciones.
LOS DERECHOS

Hoy más que nunca, en atención al desarrollo de las tecnologías digitales y al avance de Internet, era necesario contar con un marco legal de defensa de los derechos autorales, con disposiciones claramente tendientes a la mejora del status del creador, a través de la incorporación de conceptos, institutos y recursos eficaces.

La Ley de Derecho de Autor y Derechos Conexos número 17.616, fue homologada el 10 de enero de 2003 e introdujo modificaciones a la Ley 9.739 de Derecho de Autor.

El Decreto Reglamentario 154/004 de la nueva Ley sobre Propiedad Literaria y Artística fue aprobado el 3 de mayo de 2004. ¿Por qué es tan importante regular y proteger la actividad que desarrollan las Sociedades de Gestión Colectiva? La gestión colectiva constituye el núcleo central que permite la protección efectiva de los derechos patrimoniales de los autores, cuya administración se haría imposible si debieran actuar individualmente.

En la gestión colectiva también están interesados los usuarios de las obras, quienes deben acudir a organizaciones que efectivamente representen un repertorio significativo y cuenten con las facultades necesarias para otorgar las licencias para la utilización de su repertorio, mediante el pago de las remuneraciones conforme a los aranceles establecidos.

En caso contrario los usuarios o clientes de las obras no contarían con las autorizaciones correspondientes para actuar en forma legal. Pero, además, las sociedades de gestión colectiva, si bien se constituyen como asociaciones de carácter privado, desempeñan una función de interés público, ya que una gestión transparente es lo que asegura a los autores de los demás países una administración confiable de sus obras en el territorio nacional.

Asimismo, la efectiva protección del derecho de autor depende, en alguna medida, del correcto funcionamiento de las sociedades de autores, artistas y productores. De nada sirve la aprobación de una ley moderna, si en la práctica los titulares de derechos no reciben sus respectivas contraprestaciones económicas por la ausencia de una gestión colectiva eficiente o el incumplimiento de los pagos por parte de los usuarios de los repertorios nacionales y extranjeros.

http://www.agadu.org/documentos/Decreto_reglamentario_154-004.pdf



    Ley
    Decreto 154/004
    Convenio de Berna / Convención de Roma


http://www.agadu.org/documentos/Convenio_de_BERNA.pdf

http://www.agadu.org/documentos/Convencion_de_ROMA.pdf

http://www.agadu.org/los_derechos.php

Derechos de Autor

Introducción

Los derechos de autor constituyen uno de los principales derechos de propiedad intelectual, cuyo objetivo es dar solución a una serie de conflictos de intereses que nacen entre los autores de las creaciones intelectuales, los editores y demás intermediarios que las distribuyen y el público que las consume (Bondía, 1988).
El término “copyright”, tan utilizado internacionalmente, proviene del derecho anglosajón. En concreto, el Estatuto de la Reina Ana (1709), en Inglaterra, fue la primera norma en el mundo sobre los derechos de autor, y sirvió de inspiración para las legislaciones nacionales de otros países anglosajones, entre ellos Estados Unidos.

Obras protegidas

Las obras protegidas por el derecho de autor son muy variadas. En términos generales, cualquier creación original artística, literaria o científica expresada por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro, tal y como establece el artículo 10 de nuestra Ley de propiedad intelectual. Esta declaración genérica es completada por una lista de obras protegidas, que aun siendo bastante completa, tiene carácter meramente ilustrativo, es decir, estará protegida también cualquier otra obra, aunque no esté en esta lista, si se trata de una creación original artística, literaria o científica:

    Los libros, folletos, impresos, epistolarios, escritos, discursos y alocuciones, conferencias, informes forenses, explicaciones de cátedra y cualesquiera otras obras de la misma naturaleza.
    Las composiciones musicales, con o sin letra.
    Las obras dramáticas y dramático-musicales, las coreografías, las pantomimas y, en general, las obras teatrales.
    Las obras cinematográficas y cualesquiera otras obras audiovisuales.
    Las esculturas y las obras de pintura, dibujo, grabado, litografía y las historietas gráficas, tebeos o comics, así como sus ensayos o bocetos y las demás obras plásticas, sean o no aplicadas.
    Los proyectos, planos, maquetas y diseños de obras arquitectónicas y de ingeniería.
    Los gráficos, mapas y diseños relativos a la topografía, la geografía y, en general, a la ciencia.
    Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía.
    Los programas de ordenador.

Por otra parte, el título de una obra, cuando sea original, quedará protegido como parte de ella.

Titular de los derechos

El titular de los derechos de una obra es, como regla general, la persona que crea el trabajo, es decir, el autor. En la LPI (artículo 5) se considera como autor “a la persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica”. Aunque en principio sólo las personas naturales o físicas pueden ser consideradas autores, la ley prevé ciertos casos en los que también pueden beneficiarse de estos derechos las personas jurídicas. A este respecto, ¿qué sucede con las obras creadas por un autor asalariado? En este caso habrá que estar a lo que determine el contrato entre empresario y autor asalariado, y, a falta de dicho contrato, se presumirá que los derechos de explotación han sido cedidos en exclusiva y con el alcance necesario para el ejercicio de la actividad habitual del empresario en el momento de la entrega de la obra realizada en virtud de dicha relación laboral (artículo 51 LPI).

Contenido del derecho de autor

El derecho de autor tiene una doble naturaleza, moral y patrimonial, como deja claro el artículo 2 de la LPI, cuando establece que “la propiedad intelectual está integrada por derechos de carácter personal y patrimonial, que atribuyen al autor la plena disposición y el derecho exclusivo a la explotación de la obra”. De ahí que los derechos que componen el derecho de autor se puedan agrupar en dos grandes categorías: derechos morales (paternidad, integridad, divulgación…) y derechos patrimoniales (reproducción, distribución, comunicación pública, transformación).

 Derechos morales

Como ya mencionamos previamente, los derechos morales tienen su origen en los países del sistema jurídico latino-continental, por lo que disfrutan de una completa protección en países como España o Francia, mientras que en los países anglosajones se han reconocido muy recientemente (por ejemplo, en 1988 en el Reino Unido o Canadá) y gozan de una protección mucho menor.
Según el artículo 14 de la LPI, corresponde al autor:

    Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.
    Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o de forma anónima.
    Reconocimiento de su condición de autor de la obra.
    Respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.
    Modificar la obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural.
    Retirar la obra del comercio, por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación. Una vez retirada, puede revocarse ofreciendo preferentemente los derechos de autor al anterior titular en condiciones similares a las originarias.
    Acceder al ejemplar único o raro de la obra, cuando se halle en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda.  De forma que cause las mínimas incomodidades al que posea la obra legítimamente, al que se indemnizará, en su caso, por los daños y perjuicios que se le irroguen.

http://www.ugr.es/~derechosdeautor/derechos_autor.html

    Fecha y hora actual: Mar 26 Sep 2017, 06:01